La semana pasada os dejábamos las propiedades de algunas verduras de temporada, así que hoy os dejamos una receta porque lo podáis posar en práctica!

Ingredientes:

Para la salsa de curry

1 Boniato grande 

500 ml leche de coco espesa

1 c/s curry

1 c/p Cúrcuma

1 ud. Cayena pequeña

1 diente de ajo

20g jengibre

1 c/s AOVE

Resto de ingredientes

Zanahorias pequeñas

Nabo

Brócoli

Pistachos

Shiitake (setas)

100 g fideos de arroz

4/6 hojas de menta

Elaboración:

Para la crema de curry:

  1. Escalibar el boniato en el horno (180ºC unos 45 min aprox) hasta que esté tierno.
  2. Pelar el jengibre y el diente de ajo y cortarlos a dados pequeños. Sofreir a fuego muy lento con 1 c/s de AOVE y la pimienta de cayena. Cuando empiecen a coger color, retirar la pimienta de cayena y añadir la leche de coco, el boniato escalibado y las especies (curry y curcuma). Remover y calentar hasta que llegue a punto de ebullición.
  3. Retirar del fuego y triturar hasta obtener textura de salsa y rectificar de sal. (* Si quedase muy líquida se puede volver a poner al fuego para que evapore el agua).

Para las verduras y los fideos de arroz:

  1. Para hacer los fideos: poner a hervir agua en una olla con abundante agua y sal. Añadir los fideos y cocinarlos durante 8 minutos aprox. Una vez cocidos, escurrir y enfriar con agua fría. Reservar.
  2. Lavar,  pelar y cortar a daditos el nabo y las zanahorias. Lavar el brócoli y hacer ramitas. Cocinar las tres verduras al vapor unos minutos, intentando que queden crujientes (al dente.
  3. Cortar las setas shiitake por la mitad. Calentar una sartén con muy poco aceite y saltearlas.

Emplatado: En un plato hondo, poner en la base la salsa de curry, después los fideos en el centro e ir poniendo alrededor el resto de verduras, alternando colores, y las hojas de menta y los pistachos.

Sabias que…?

La cúrcuma tiene propiedades antioxidantes (neutraliza en el organismo el efecto de los radicales libres que provocan envejecimiento celular), es un reconocido antiinflamatorio (especialmente de las articulaciones, vías respiratorias y urinaria) y además favorece el buen funcionamiento del hígado